Seguidores

martes, 9 de junio de 2009

Imagino



Imagino que te veo acercarte desde lejos
y tu silueta me sorprende.
No es tu silueta en si misma lo que me sorprende,
me sorprende encontrarte tan pequeña,
tan delicada, casi como si fueras frágil,
aunque yo se que no lo eres.
Me sorprende encontrarte delicada y pequeña
y saber que en ti hay tanto placer y tanta sensualidad.
Me encanta verte y saber que te tocaré en un momento
y que tú me tocarás con intensidad y familiaridad.
Me sorprende saber que dentro de poco
tus manos me abrirán la bragueta sabiamente
y tus dedos buscarán mi pene y lo tocarán.

Me sorprende la intensidad de mi erección
y del deseo con que me gusta ver como tus dedos me tocan.
Cómo tus dos manos se ocupan.
Como con tu lengua recorres mi pene,
y este sigue creciendo y desespera.
Me encanta sentir que va a reventar
cuando por fin lo empiezas a mojar con tu lengua y tus labios.
Me gusta ver como tu boca se esfuerza para que quepa mucho de mi pene erecto
dentro de ella.
Me encanta ver tu cara mientras me comes
y parece que lo hicieras literalmente...
como si tuiveras hambre de mi, de mi pene, de mi erección.

Me encanta que sonrias
y ver tu linda cara con mi pene en ella
mientras tu lengua se divierte generando corrientes eléctricas en mi.
Siento como una de tus manos aprieta mis testículos,
y les da un masaje profundo, tan placentero que casi duele.
Mientras la mano que sujeta mi pene
se ha mojado de tu saliva
y ahora todos tus dedos me frotan lenta, largamente.
Siento cada uno de los 5 dedos de esa mano
que empiezan en la punta de mi pene,
primero aprietan toda la cabeza
y después bajan lentamente hasta la base
dejándo libre la cabeza
para que entre en tu boca limpiamente
y se talle contra la humedad de tu lengua,
de tus labios, de tu paladar.

Veo como la punta de mi pene empuja tus mejillas
como si tuvieras una paleta grande dentro de ella.
Imagino que muevo mi pelvis para entrar más
para adelantar el paso, para acelerar el ritmo.
Imagino que te das cuenta de como palpita mi verga dentro de tu mano y de tu boca.
Mi respiración se acelera y mis manos tocan tu pelo y tu cabeza...
Imagino que cuando te digo que el orgasmo es inminente
sigues apretando con una mano mis testículos
y con la otra tallas mi pene fuertemente...
abres la boca y el semen cae dentro de ella...
sigues tallando para que salga más semen
y cae en tu lengua en tus labios...
después pasas la lengua alrededor de tus labios para que nada se pierda...
sonries y metes mi pene en tu boca y lo besas
y lo succionas suavemente con una mezcla de semen y saliva que me enloquece...
Solo después de besar la cabeza y succionarla
y besarla amorosamente muchas veces
decides tragar el semen y me dices: "sabes dulce".

4 comentarios:

Urban dijo...

interesante relato

Lydia dijo...

Yo también he podido imaginar la escena a medida que la has ido fabricando y no he podido evitar sentirme en esa situación, vivirla, soñando con ese momento imaginario.
Buenísimo... y calentísimo...

Zorra Cachorra dijo...

Urban, Gracias. Bienvenido. Besos

Lydia, gracias por tus palabras, la escena no la fabrique yo. Es fruto de los recuerdos, deseos y anhelos de mi guapo. Por cierto ya la pusimos en práctica. Gracias por tu visita constante, besitos

Jorge Ampuero dijo...

Candente. Lo disfruté.
Nos leemos.

Saluditos...

otras entradas

Blog Widget by LinkWithin