Seguidores

miércoles, 24 de marzo de 2010

antesala


En la antesala para abordar el avión me encuentro. La irrealidad me ataca por momentos. Setecientas veces me has roto el corazón, otras setecientas lo has recuperado. A veces siento que has muerto y renacido mil veces, y en todas estoy yo, sin aparentar nada desde afuera, observando cómo el destino juega con nosotros. Es sorprendente el mundo que existe en mi interior, y que es completamente desconocido para todos.


-Preciosa, ¿puedes traer un par de tus juguetitos?
- ¿Para que quieres un par? ...¿que pensarán de mi si revisan mi equiaje y se encuentran con dos vibradores?
-Pensarán que eres una princesita muy traviesa...

En el fondo, eso es exactamente lo que soy para ti. Una princesa, un hada, etérea, irreal. Traviesa, diferente, encabronadamente cachonda. Ese es el fundamento de nosotros, lo que nos mantiene en el tiempo.

Tengo la ventaja de que yo lo se todo de ti. Se como eres, dónde andas, lo que haces. Por momentos me enojo, cuando aparece una foto en la que sales con ella. Hago mis entripados, y una pequeña parte de mi te saca de mi interior. Pero sé lo que sucede, que enmedio de ustedes, estoy yo, como un fantasma, como una incertidumbre, que ya tiene rostro.

Y después de un rato, se me pasa el enojo. Como hoy en la mañana, cuando me disponía a venir. Pensaba, ¿que pasaría si no llego? ¿Si el boleto se queda pagado y sin usar? ¿Si no me encuentras desnuda cuando llegues a la habitación?

Pasaría que me perdería la oportunidad de volver a estar en tus brazos, de que estés adentro de mi. De que me recuerdes por que es que sigo en este torbellino emocional. De que vuelva a sentir esa absoluta adoración que tienes por mi.

Son muchas mas horas de las que hemos estado juntos de una vez. Es una especie de prueba, que nunca hemos pasado.

Me entretengo pensando que haremos, si nos meteremos a bañar cuando llegues, si te enjabonaré concienzudamente, lentamente, paseando mis dedos por todos tus rebordes. Si daré una probadita a tu segunda cabeza, gorda, brillante, morada.

Imagino que podría untarte con aceite, al fin que tenemos toda la noche, no hay prisas. podría deslizar mis manos por tu pecho velludo, por tu vientre liso de negro, por tu entrepierna, y disfrutar un poco con el mástil que se me ofrece, antes de sentarme sobre el, y hacerlo solo mio.

Por otro lado, pienso si no sería mejor quedarme aqui, y dejar de vivir una realidad que no es la mía, con un hombre que no es para mi, y que nunca lo ha sido.

...Ya es tarde, ya estoy desnuda en la habitación, esperándote.

8 comentarios:

Lydia dijo...

Un poco de jabón y después unas sales te dejarán como nueva para una sesión de caricias llenas de aceite revitalizador...

Fullmoon dijo...

Disfrutalo muchisisimo!!!, exprimelo todo para que te lleves contigo todo su olor, semen y todo lo demas.

Isis dijo...

Creo que lo mejor de estar ahi esperando, es que el sabes que esperas, y que si te pertenece tanto como tú a él. La complicidad, erotismo, locura, eso si es tuyo y te pertenece van con el paquete.

robermango dijo...

Intersante intercambiar experiencias y enseñanzas.. les dejo mi blog por si les interesa sumar algo de arte erotico, dionisiaco y oscuro a sus mentes. www.cavernadionisio.blogspot.com
saludos amigos.

Simone dijo...

Vaya que me encanta

La niña mala dijo...

Hay un dicho muy viejo que dice divide y vencerás. Yo lo cambiaría por diversifica y serás la puta Ama... A ver si me aplico el cuento ;)

Un besito reina, me ha gustado un montón tu texto.

Focus dijo...

Me ha encantado descender ardientemente por tus letras, sobre todo la frase final. Un besote.

Focus dijo...

Se me olvidó poner mi blog, por si te apetece pasearte por él: http://airesabiertos.blogia.com

otras entradas

Blog Widget by LinkWithin