Seguidores

viernes, 27 de noviembre de 2009

instrumento musical

Todavía envueltos por la bruma, por el frío del ambiente, por los fantasmas del sueño, nos encontramos.
Hay veces que nacemos perezosamente, que nos sentimos lentamente, que vamos despertando poco a poco.
Pero esta vez no es así. Despertamos rápidamente, tu con las manos sobre mis pechos, y tu erección entre mis nalgas.
Me encanta despertar así, con la certeza de que en breve vas a ocasionar resonancias en mi cuerpo. Me fascina saber, sentir que tienes la intención, que tienes un plan en mente, y que apenas empieza.

A veces pienso que la habilidad que tienes para tocar la guitarra, está relacionada con la habilidad que posees para arrancarme orgasmos. Tus mejores caricias las haces con los dedos. Alargas mis pezones, los frotas suavemente.

Me colocas boca abajo y me desnudas de la cintura para abajo. La contundencia de tu decisión, la insistencia en mantenerme en esa posición, eriza mi piel.

Tus yemas deslizándose sobre mi piel desnuda, tus palmas acariciando mi espalda baja, tus dedos colándose entre mis nalgas comenzaron a hacerme respirar pesadamente. Mi vulva comenzaba a latir, a derretirse, a licuarse.

Me gusta que te tomes tu tiempo para sentirme, lentamente y a la vez con decisión. Cada caricia en un lugar preciso, saturando mis sentidos definitivamente.

Envuelta en la oscuridad, mi mente comienza a cerrarse, a convertirse en un tunel, a concentrarse en las sensaciones.

Trato de voltearme pero no lo permites. Me tienes sujeta, abandonada a tus designios. Dedos en mi entrepierna, dedos en mis nalgas, suspiro, me impaciento, me pregunto cuando tocarás mis partes mas húmedas. Casi casualmente, y cuando no lo puedo resistir mas, tus dedos rozan mis labios pequeños, y mi cuerpo respinga. El placer me sorprende, cuando comienzas a frotarme, como solo tu sabes hacer, en pequeños círculos infinitos justo en donde mas me gusta.

Tu rostro está enfrente del mio, cuando levanto la cabeza y cazas mis labios al aire. Tu boca atrapa la mia, tu lengua me lame, recorre mi boca, levemente, pero a la vez con decisión. Suspiros sobre tu boca, tu pene se frota sobre mi costado.

Quiero voltearme, posar mi pecho sobre el tuyo, desnudarte, arrancarte la ropa, pero no lo permites. Suavemente me vuelves a colocar boca abajo, abres mis piernas un poco, y me sigues acariciando circularmente.

Es maravilloso sentirse en camino, saber que pronto explotaré, que sabes cómo hacerlo. Por el momento te concentras en el clítoris. Inesperadamente tus dedos se cuelan entre mis nalgas. Un dedo se desliza entre mis labios, patina y me estremece. La humedad resbala, me hace sentir frio sobre el coño. Un hilo que escurre, es tomado habilmente por tus dedos, y mientras me frotas con una mano por adelante, repartes humedad sobre mi culo suavemente.

Me inquieto, me vuelvo loca, trato de abrirme para que tus dedos entren en mi, en algún lado, en donde sea...
No puedo mas, necesito que me llenes, que algo penetre, y es entonces en que comienzo a sentir como los oídos zumban, mi vulva se abre, se aprieta, se convierte en olas que recorren mi espina, en una onda eléctrica enormemente placentera.

Pero no me sueltas, continúas acariciandome en medio de los espasmos, y tres de tus dedos se introducen suavemente en mi vagina, mientas el pulgar tantea mi culo. Finalmente lo hundes en mi también

La sensación maravillosa de sentirme llena por completo, me enloquece, me hace sentir que sigo en camino, que pronto, si continuas haciéndolo, volveré a explotar.

Ya casi llego a ese punto en el que la mujer pierde el nombre, y se convierte en hembra, y el placer llega a un momento álgido. Un solo pensamiento ronda mi mente, tus manos adentro de mi cuerpo, tu boca sobre la mía y la imagen de que soy solo un instrumento musical, del cual estás obteniendo una especie de melodía.

Tu mano se mueve, entra y sale de mi, pero nunca separas la otra del clítoris. Estoy pensando en lo bien que lo haces, en como se te ocurre hacer esas delicias cuando me siento venir nuevamente, mas intensamente, mas profundamente, mientras un gemido me ahoga.

Siento la vulva palpitando, la vagina contrayéndose, sujetando tus dedos, soltándolos rítmicamente.
Y es entonces que decides que ahora es tu turno, en que el cuerpo de tu mujer te pertenece, es tuyo y lo tomarás definitivamente. Me colocas en cuatro patas sobre la cama, y atrás de mi me observas. Tu polla se posa entre mis nalgas, rebota sobre mis genitales, tantea, se retuerce, chapotea sobre mi humedad.
Y suavemente me penetras, me abres, me tomas, me haces tuya, nuevamente, como toda la vida. Siento tus huevos chocando sobre mi cuerpo, tus manos apretando mis caderas, tu entrar y salir. Te mueres de gusto, te encanta, te dejas ir sobre mi cuerpo. Acaricias mi espalda y sujetas mis nalgas. Y comienzas a gemir, a suspirar, a vertirte en mi, a soltar tu fuerza en mis entrañas.

El sudor sobre nuestros cuerpos se enfría rápidamente. Estamos húmedos, empapados, goteando por todos lados. Nos tapas con la cobija, mientras me abrazas. La calidez de tu cuerpo me conforta, me relaja, me hace hundirme en el sueño, mientras siento tu respiración sobre mi cuello, y tus besos sobre mi espalda

7 comentarios:

Efe de Equis, Jota de Eme dijo...

Rebosas sensibilidad y erotismo.

Mónica dijo...

Me encanta!
Exquisito

Besos

tomasuncafe dijo...

me encanto que hayas perdido tu nombre para exaltarte como hembra más que sensual, diría bestial
besos

Sensaciones Encontradas dijo...

Dulce melodia la que se puede leer e imaginar entre suspiros. Antesala de los òrgasmos son esa introducciòn musical que va subiendo en intensidad hasta llegar a ese estribillo deseado, ese que todos recordamos y tarareamos durante un largo tiempo

Un gusto descubrir tu blog

Te seguirè

La niña mala dijo...

Pues como toque igual la guitarra será el nuevo Jimmy Hendrix jajajaja

Besitos guapa

AGUASANTA dijo...

QUE LINDO RELATO DE UNA EXPERIENCIA QUE SIN DUDA TE HA DEJADO FELIZ.
UN SALUDO

Zorra Bella dijo...

F de X J de M, gracias por las palabras! y bienvenido (s?)

tomasuncafe: es reconfortante saber que puede uno llegar a ser bestial, besos

Mónica, gracias por tu comentario y por tu visita!

Sensaciones encontradas: es la melodía que mas me gusta! jeje, el gusto es mio, besos

La niña mala, sé que sabes a que me refiero, jeje y supongo que sabes que NO es lo mismo tocar la guitarra eléctrica que la acústica. La eléctrica se toca con plumilla y la otra con los DEDOS. Ellos aprenden a pulsar, suavemente, mas enérgicamente, tu sabes... jeje
besos mi niña

otras entradas

Blog Widget by LinkWithin