Seguidores

viernes, 2 de enero de 2009

Tus impresiones acerca de una foto


Durante un rato estuve muy nervioso porque no encontraba la foto por ningún lado. Pero cuando la vi, me relajé, me bajé la bragueta, me saqué la polla y empecé a acariciármela mientras observaba esas dos montañitas tan divinas y como te las recorría despacito con mis manos, como amasándolas para luego fabricar riquísimos dulces. Y como recorría con la puntita de mi lengua tu ombligo, que además de ser precioso está bendecido con la vida.Me meto en mi boca ese trocito de tu mentón que se vislumbra y lo chupo, y lo muerdo y lo embadurno de saliva mientras mi mano recorre y juega con los rizos de tu pelo... largo, ensortijado y bamboleante. Mis dedos, abiertos, se posan en tus costillas y te las aprietan suavemente mientras mis labios se acercan a tu pezón, enhiesto, pequeño y desafiante, tembloroso... Lo chupo y lo chupo de todas las maneras... y lo mordisqueo con mucho cuidado, apretándolo entre mis dientes justo hasta ese punto en el que el dolor se mezcla con el placer extremo. Aunque no parecía posible, se pone más duro y más grande aún. Está a punto de reventar de placer. Me agarras la cabeza y me acercas a tu otra teta, también ella necesita de mis caricias y de mi boca... Y de mi lengua... y de mis dientes. Estás empapada, tú caldo desciende lentamente por el culo y llega hasta las sábanas...Con una mano te tocas arrebatadoramente el clítoris y con la otra me agarras la polla y me haces una paja al mismo ritmo. Con las mismas paradas y las mismas subidas de intensidad. Gemimos a la vez, chillamos juntos, tensamos nuestros cuerpos en el mismo instante... Nos vamos a correr... nos vamos a correr... ¡Nos vamos a correr! Y nos venimos... Tú en el cuenco de tu mano, como intentando recogerlo y guardar en ella la esencia del placer..Descargo en tu ombligo. Y lo lleno de mi. Parece un pequeño charco de aguas blancas. No lo has visto porque estás todavía disfrutando de los últimos espasmos de gusto. Pero si notas el golpe de la caída del espeso líquido, y la humedad, y un ligero calor...Luego notas otros goterones por tu barriga... Abres los ojos, te reclinas, extiendes con la palma de tu mano el semen por todo tu abdomen, me agarras con la otra mano el rabo y lo acercas a tu teta, a tu pezón... Aprietas ligeramente mi capullo y cae una última gota que extiendes en círculos con el dedo índice y te la llevas a tus labios como si fuera el más exquisito de los manjares...Me miras a los ojos y me dices: "Estás muy rico mi güey"
Escrito por mi buen amigo THC

1 comentario:

La nada dijo...

Muy interesante los terminos, las ideas, los conceptos, me identifico con ello, soy un tipo torturado por muchas pasiones, deseos, y finalmente digo:¡Què onda contigo! Me "levanto" me enrolo con mùsica, con libros, con mis angustias existenciales, y aquì estoy.
Sòlo tengo fotos de ella y... una prenda demasiado sensual negra, que la conservo como lo mejor de mi vida.
y... disfruto de ella.

otras entradas

Blog Widget by LinkWithin